lunes, 13 de junio de 2016

Imágenes CMYK en GIMP con Separate+

Hace años, cuando empecé a meterme en este tema del diseño gráfico con software libre, uno de los puntos a definir era cómo convertir las imágenes del modelo RGB al modelo CMYK.
Buscando y leyendo por ahí, vi que recomendaban el plugin Separate para GIMP, pero, por aquél entonces su funcionamiento o no lo entendí o no me resultó, así que opté por la opción que hasta ahora sigo utilizando: Krita.
Convertir una imagen en Krita al modelo CMYK es tan sencillo como abrir el cuadro de diálogo desde Image / Convert Image Color Space... y allí elegir, básicamente, el modo de color y el perfil de color a aplicar.

Hace poco di con el sitio ogimp.com.br (que, al parecer, están rediseñando) que tiene unos pocos, pero muy interesantes, tutoriales. Uno de ellos explica cómo generar una imagen CMYK desde GIMP utilizando el plugin Separate+.

Los pasos, traducidos al español, son los siguientes:




  • Abrir la imagen a convertir. Para este ejemplo voy a usar una imagen subida a morguefile por el usuario Alvimann:


  • Ir a Imagen / Separate / Separación...


  • En la ventana que se abre, hay que indicar el "Espacio de color de Destino" (en mi caso utilicé "Fogra27L CMYK Coated Press"), el "Intento de renderizado" ("Colorimétrico Absoluto") y "Aceptar":


  • Se genera una nueva imagen, en Escala de Grises, con una capa por cada una de las separaciones CMYK (y cada capa lleva de nombre la letra de la separación correspondiente).


  • Opcionalmente, con esta imagen recién generada aún activa, se puede ir a Imagen / Separate / Prueba, e ingresando el perfil de color del monitor y dando "Aceptar"...:


  • ...obtendrá una imagen de prueba, que sirve como previsualización.
  • Si está conforme con el resultado, active nuevamente la imagen con las separaciones de colores en capas y vaya a Imagen / Separate / Exportar


  • En la ventana que se abre, deberá ingresar un "Nombre", un "Formato" y el perfil de color.

  • ¡Listo!

Probé este procedimiento en un par de publicaciones que tuve que mandar a imprenta.
En la primera oportunidad se trataba de un díptico (con unas 30 fotos en total) y a la última foto de la página 4 la convertí a CMYK utilizando el plugin Separate.
En el segundo caso, se trataban de 8 páginas en color y en las 5 imágenes que contenía una de esas páginas, también probé este método.

En ambos casos el resultado fue que el color de las imágenes convertidas con este método quedó tendiendo al cian.
No es una conclusión definitiva, pues se trata solo de dos pruebas, pero puede servir de referencia para alguien más que haga el intento.
Pero, por ahora, voy a seguir convirtiendo las imágenes a CMYK utilizando Krita.

2 comentarios:

  1. El flujo de trabajo orientado a cmyk en gimp 2.8 nunca me dio buenos resultados con separate+. Creo que es mejor instalar gimp 2.9.3, activar el modo de gestión soft-proofing (con monitor calibrado y perfilado + info perfil imprenta) y luego dejar que scribus haga el trabajo de conversión. Hice algunas pruebas al respecto y creo que mejoró, aunque eso sí todavía no en imprenta comercial. En cuanto a Krita coincido, soporta cmyk y alta profundidad de color por canal hace siglos y con todo bien calibrado está a la altura. Más todabía en la próxima 3.0.1 que, aparentemente, va a incluir soft-proofing con conversión al vuelo usando múltiples perfiles de salida, que nos van a permitir realizar muchos ajustes sin reducir gamut.

    ResponderEliminar

Lo que escriba a continuación será revisado antes de publicarse.
Gracias por tus comentarios.