jueves, 10 de julio de 2014

Los sudamericanos en el mundial de fútbol de Brasil (semifinales)

Se jugaron las semifinales del campeonato mundial de fútbol en Brasil.



Ayer, Argentina llegó hasta los penales contra Holanda, le ganó y clasificó a la final del próximo domingo.
Argentina y Holanda fueron dos equipos muy parecidos: con más ganas de defenderse que de atacar, con las figuras de cada equipo marcadas por lo menos con dos jugadores, resultó en un partido muy cerrado, luchado, tácticamente impecable y con muy pocas ocasiones de convertir.
En ese marco, en Argentina, se destacó notoriamente el trabajo de Javier Mascherano, marcando, ordenando y siendo el "alma" del equipo, dentro de un equipo con mucha alma.
Además, creo que la estrategia que utilizó Van Gaal en el partido contra Costa Rica, de cambiar al arquero para la definición por penales, aunque en ese momento le resultó exitosa, para esta oportunidad le pasó factura: como no pudo hacer el cambio de arquero (ya había agotado los tres cambios), Holanda enfrentó la definición de penales con un arquero que probablemente sentía que ni su técnico confiaba en él para la tarea. De hecho, no pudo evitar que los argentinos convirtieran todos los penales que le tiraron.


Anteayer, Alemania le infringió a Brasil la mayor humillación deportiva de su historia, al ganarle 7-1. Si bien el triunfo alemán era esperable, no de esta manera. Brasil dio pena.
De todos los titulares que vi dando vueltas por la red, el que más me gustó fue el de 180.com.uy: Barbosa descansa en paz (Barbosa era el arquero de Brasil en la final del mundial de 1950).



Ahora Brasil va contra Holanda en el partido  por el tercer puesto y Argentina reedita las finales de 1986 y 1990 contra Alemania.
Visto el desarrollo del campeonato y como llegan las dos selecciones a la final, resulta difícil de pensar que Alemania no vaya a ganar su cuarto título mundial. Aunque no se va a repetir un partido como el de la semifinal con Brasil. Argentina seguramente haga un planteamiento con muchísimas precauciones defensivas y se juegue a alguna inspiración genial de Messi para alterar la calma de Neuer.
Alemania, el mejor equipo del mundial, jugará con sus muchas variantes y propuestas, para confirmar su condición de favorito, y Argentina, se aferrará con uñas y dientes a las pocas chances que tenga. Igualmente, no dejen de apostar algunos boletos por los albicelestes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escriba a continuación será revisado antes de publicarse.
Gracias por tus comentarios.