lunes, 9 de abril de 2012

Porque juntos, estamos listos...

Festejo las Pascuas con un nuevo e interesantísimo video de la Linux Foundation.
Esta vez explica cómo funciona el proceso colaborativo de creación y publicación de actualizaciones del núcleo Linux:



Mi traducción al español sería, más o menos, así:



¿Cómo se construye Linux?

Lo sepas o no, todos los días utilizas Linux.
  • Diariamente son activados más de 850.000 móviles con Android (que está basado en Linux). Compara ese número con los 30.000 móviles que, según los reportes más recientes, funcionan con Windows. Esto representa que, desde que comenzaste a ver este video, 100 dispositivos con Android se han conectado.
  • Cada día se venden alrededor de 700.000 televisores, la mayoría de los cuales corren sobre Linux.
  • 8 de cada 10 transacciones financieras son potenciadas con Linux.
  • 9 de cada 10 de las supercomputadoras del mundo funcionan con Linux.
  • Google, twitter, facebook, amazon.com... todos funcionan con Linux.
Entonces, ¿cómo es que se desarrolla Linux para alcanzar todo esto?
A diferencia de otros sistemas operativos, como Windows o iOS, Linux se construye colaborativamente, a través de compañías, geografías y mercados, resultando en el proyecto de desarrollo colaborativo más grande en la historia de la computación.
Solo desde 2005, unos 8.000 desarrolladores de casi 800 compañías, han contribuido con el núcleo Linux. Esta contribución ha resultado en 15 millones de líneas de código. 1,5 millones de ellas han sido escritas en el último par de años.
Considera que La Ilíada de Homero tiene apenas 15.000 líneas de texto; la novela La Guerra y la Paz, 560.000 palabras.
Pero no se trata sólo sobre el gran número de líneas de código, sino también sobre cuán rápido se desarrolla y publica Linux. Por ejemplo, cada dos o tres meses aparece un nuevo núcleo Linux. Compara esto con los años que le insume a los sistemas operativos competidores.
Esto se hace posible por un proceso  de desarrollo colaborativo único.

Cuando se envía código al núcleo de Linux, los desarrolladores dividen los cambios en unidades individuales llamadas parches. Un parche describe las líneas que deben ser agregadas, modificadas o eliminadas del código fuente.
Cada parche puede:

  • agregar una nueva característica,
  • dar nuevo soporte para un dispositivo,
  • corregir un problema,
  • mejorar la performance,
  • reformular algo para que sea más sencillo de entender.
Los desarrolladores envían sus parches a las listas de correo, donde otros desarrolladores pueden dar sus opiniones y sugerencias.
Cuando el parche está prácticamente listo para ser publicado es aceptado por un desarrollador principal o mantenedor del núcleo Linux, quien gestiona una o más de las 100 diferentes secciones del núcleo.
Aunque esto no es una garantía de que el parche vaya a integrarse al código principal, es, ciertamente, una buena señal.
Aquí se le hace una evaluación más exhaustiva. Cuando el mantenedor o mantenedora termina su revisión, aprueba el parche y se lo envía al creador de Linux y compañero en la Linux Foundation, Linus Torvalds, quien es la máxima autoridad sobre qué es lo que se incluye -y lo que no- en la siguente publicación.

Cerca de 10.000 parches se incluyen en cada nueva publicación.
Aproximadamente, se aplican al núcleo unos 6 parches por hora.
La tasa de desarrollo de Linux es, simplemente, incomparable.
Hoy por hoy, Linux está dominando en los dispositivos móviles, en la empresa, en la infraestructura web, en los centros de datos, en las supercomputadoras y más...
¿Qué es lo próximo?
Porque juntos, estamos listos...

(Visto en la Bitácora de jEsuSdA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escriba a continuación será revisado antes de publicarse.
Gracias por tus comentarios.