martes, 2 de junio de 2009

¡Un año en la red!

Hace algo más de un año, una de mis primas me preguntó si era muy difícil mantener un blog.
Obviamente, le dije que no, que había programas y servicios que hacían que la tarea se centrara casi que exclusivamente en la creación de contenidos, ya que el mantenimiento y la publicación en la web, estaban muy simplificados.
Pero claro, eso lo sabía de oídas y lecturas, no de haberlo probado.
Así que para poder explicarle más detalladamente los pasos que debía seguir para crear y luego mantener su blog, abrí uno en blogger.
Para probar, publiqué una reflexión que había escrito como un año antes: ¿Escuela de choferes o embromados?.



Al principio no iba a seguirlo, ya que era sólo una prueba. Pero, unos días después, en mi habitual recorrido por la red, encontré una interesante herramienta en línea y la guardé en los marcadores de Firefox. Pero como yo utilizo Ubuntu y Windows en mi casa y en mi trabajo, navego en la web vía 4 instalaciones distintas de Firefox y, a veces, de Internet Explorer, Opera o Google Chrome. Así que pensé que un buen lugar para tener la referencia a esa herramienta siempre a mano, sin importar que navegador utilizara, era el blog recientemente creado.
Luego apareció otra noticia que me interesó y también fue a parar al blog y, así, hoy se cumple un año de vida de este blog.
En definitiva, la primera entrada se convirtió en una especie de declaración de principios y durante este año he escrito 75 entradas en las que he ido registrando, principalmente, mis avances en el uso de Software libre: Ubuntu, Inkscape, Scribus, Gimp. También he registrado soluciones que encontré a algunos problemas y mis incursiones por la superpoderosa línea de comandos. Todo desde la perspectiva de mis tareas de diseñador gráfico y web.
Tener un blog como "cuaderno de apuntes" ha resultado una buena cosa. Por ejemplo, cada vez que tuve que instalar Ubuntu (llevamos dos actualizaciones en estos últimos 12 meses) la tarea se me simplificó por la experiencia anterior que registré en este espacio. También ha resultado una buena cosa, porque, en contados pero gratificantes casos, estos apuntes le sirvieron a otros navegantes de la red. Una pequeña forma de aportarle a los usuarios de la red a cuenta de lo mucho que decenas y centenas de blogs y sitios especializados hicieron por mí.
Hoy, un año después de, casi sin querer, haber comenzado a tener un blog, puedo decir que -por lo menos en casa- soy casi que un ex-usuario de Windows.
Y, por poco que parezca, les aseguro que eso da una gran sensación de libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escriba a continuación será revisado antes de publicarse.
Gracias por tus comentarios.